domingo, 22 de septiembre de 2013

"La piscina de Julio"

Estaba descargando estas fotos para ponerlas en los moments de mañana, pero me ha parecido que estos recuerdos del primer día de pisci se merecían un capítulo aparte.

Son malas como ellas solas, pero lo que está claro es que para mi es el gran recuerdo de lo que fué una mañana llena de emociones.

Salir de casa de casa con niños antes de las 10 a.m un sábado es un poco masoca y ya sabéis lo que implica, supermadrugón!. Y sobre todo un corre que te corre, para dejar todo perfecto, y que al volver a media mañana no te de un yuyu al ver todo patas arriba.
 Pero la ilusión que tenían ellos por ir a la "piscina de julio" me dió energías para hacerlo casi cantando cual Mary Poppins "con un poco de azucar y esa píldora....." (por cierto, tengo que bajármela)

Estos son mis 2 "viejillos" saliendo de la casa, con la emoción contenida para la foto.


Por cierto la piscina de Julio, es un libro maravilloso, que nos regaló la madrina de Blanca (junto con otros de la coleeción), y que tenemos que leer toooooodas las noches. Como os podéis imaginar Julio es un niño muy valiente, que aunque el primer día de piscina va un poco temeroso, supera sus miedos y acaba nadando como un niño mayor. Ni os cuento las expectativas que nos había creado el famoso Julio....


Colocando gafas y gorros en el espejo. Y ensayando estilo antes de salir....no coments!. Es que tengo unos hijos que no pueden ser más flipados!, a quién saldrán?


Venga mama, déjate de fotos y vamos....


Me encanta este foto!, A pesar de que están todo el día peleandose, cuando se enfrentan juntos a algo nuevo se vuelven uña y carne. Ahí es cuando de me alegro del trabajón que me han dado mis "casimellis".


Este es el momento en el que Blanca ve la piscina y piensa " pues en el cuento no parecía tan grande".


Lo mejor es que el intimidatorio y superforzudo profesor de Julio resultó ser una dulce y estilizada Raquel, que conquisto a los niños desde el segundo 1.


Ir un sábado por la mañana tenía que tener su recompensa, y es que solo son 4 en clase, así que creo que este año me desharé definitivamente de manguitos y burbujas.


Me quedé un ratito viéndolos desde arriba, y la verdad que estaban tan encantados. En mi época no se inventaban historias de princesas y caballeros para escenificar en el agua mientras aprendíamos.
Y claro, así de felices salieron.....

Por cierto estoy encantada con todo el material de pisci del Decatlon, gorros, gafas, y esas toallitas que no ocupan nada.  Lo cual es de agradecer teniendo en cuenta que tengo 4 bolsas en el colgador de la cocina con los equipos de todas la semana: ballet, baile español, futbol y piscina..... si, soy masoca!!


Y ya volviendo hacia el coche, que no sabían si "iban, venían o se detenían".




No se si ellos también liberan endorfinas o tendrán la misma sensación de bienestar que los adultos después de una buena sudada, pero os puedo asegurar que salieron "suaves como la seda". Lo siguiente fué una buena cabezada en coche, a las 12 de la mañana, de camino a la playa.

Ojalá seamos capaces de trasmitirles nuestra pasión por el deporte y la vida sana. Y sobretodo iniciarles en el esfuerzo y  capacidad de superación de todos los obstáculos que les esperan en la vida, que creo que empieza por pequeñas cosas como estas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...