martes, 30 de octubre de 2012

viajes: 24h en Bogotá

Hace poco tuve la suerte de pasar 24 horas en Bogotá, iba sin muchas expectativas pero con la misma ilusión de siempre. Ni corta ni perezosa, seguí la primera recomendación que me dieron: Tienen que ir a Andrés DC!!! 
Cogimos un taxi que nos cobró 5 veces lo que debíamos pagar, y en 10 min allí estábamos en la zona mas chic de Bogotá, rodeados de esas tiendas europeas que uno se encuentra en todas las capitales y que nos recuerdan que la globalización también llegó al mundo del lujo.
Pero en medio del "todo es igual en todas partes", surgía un edificio entero, de arquitectura industrial con grandes vigas y cristaleras de fábrica. Un edificio con todo el encanto y con una decoración increíble basada en lo reciclado, y las tradiciones locales, una mezcla de culturas que hace que se te despierten todos los sentidos...
La música una mezcla perfecta de los éxitos internacionales con las cumbias típicas colombianas, y con el volumen perfecto dónde puedes salir a bailar o disfrutar de una cena tranquila viendo el espectáculo.
Pero sin duda, lo mejor la comida, por favor si vais no os podeis perder los típicos platos colombianos: Patacón con queso, Arepas de choclo, Sancocho, Ajiaco y cualquier variedad de carne... ñam ñam!



Al día siguiente con el ritmo todavía en el cuerpo tocaba trabajar, otro taxi, reunión con unos y otros, y voilá! fin de la jornada laboral... Salí y después de confirmar que la zona era segura decidí dar un paseo,  enseguida me rodearon un montón de escaparates a cada cual mas apetecible, yo que soy de las que cree que cualquier decoración pasada fue mejor, fui a parar a "La calle de los Anticuarios" la número 79B... unas tiendas llenas de historia que se mezclan con el mundo del diseño actual objetos de todas partes elegidos con una precision exquisita, que pena que había decidido no facturar.

Cuando yo ya estaba a punto de comprarme una maleta apareció mi amiga María para llevarme a Usaquén, la zona de moda ahora en Bogotá es un antiguo barrio lleno de casas bajas y muy coloristas, la típica estampa que los europeos tenemos de latinoamérica antes de conocerla. Esta en la zona norte y ahora se ha convertido centro social y cultural, los mejores restaurantes, galerías de arte, parques, lo ideal para restaurar una zona preciosa y sacarla del olvido.

En fin nunca pensé que pudiese sorprenderme tanto de un viaje tan corto, ya estoy deseando volver para seguir descubriendo este paraíso lleno de gente amable y rincones escondidos.
By rec.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...