sábado, 2 de noviembre de 2013

Día de Muertos

Hoy 2 de Noviembre se celebra el Día de Muertos en México, un ejemplo mas de la fusión que la llegada de los españoles supuso, diferentes culturas y un mismo fin. El culto a la muerte. Ya estaba en las culturas prehispánicas, y después de la llegada del catolicismo al continente se hizo una perfecta fusión entre la devoción por los santos que ya habían llegado al cielo, y pedir por las almas que aún están en camino, todo eso sin perder la esencia de Mesoamérica de color, alegría y profundo respeto que se sentía hacia la muerte.

El día de Muertos en México es también una fiesta religiosa, muchas veces se confunde, por lo colorista, o por la presencia de las calaveras, pero realmente la única diferencia que hay es el propio carácter del pueblo mexicano. Mientras que en España se limpian panteones, se ponen flores, y se va de visita el día 1 entre el respeto por el lugar, la oración y el silencio, en México el homenaje empieza desde semanas antes con el altar de muertos en casa. Una auténtica obra maestra con la que rindes homenaje a tus seres queridos que ya no están. Lo mas importante, poner su foto y las cosas que mas le gustaban, como su plato favorito, o una camiseta de su equipo de fútbol. 

Yo aún no lo pongo en casa, y digo aún porque cada año cuando pasa digo, el año que viene pongo el altar, y hasta pienso en como sería el mío, y lo tengo claro, chocolate por todos los rincones, un libro de Jane Austen, Lost in Traslation en DVD, un móvil con 4G (o 25G para aquel entonces), y por supuesto algo de rec and rewind. Lo pienso, y me sale una sonrisa, me parece la mejor forma de que me recuerden cuando ya no este, con una sonrisa, alegre y colorista, como intenté vivir la vida, sin perderme nada y rodeada de buena compañía.
Y si vosotros queréis hacer lo mismo, os paso un gráfico de cómo hacer un altar de muertos!


Bueno, pues mientras los días previos se recuerda a los muertos en casa, tal día como hoy se va al cementerio con tequila, mariachis, comida y lo que haga falta, y allí se pasa el día riendo, llorando y cantando a la salud de los que ya no están y pidiéndoles que cuando nos toque ir con ellos nos esperen con los brazos abiertos o al menos tan bien como nosotros les recordamos... 
Y con este post un poco tenebroso, pero muy adecuado para la fecha, os diré que estoy feliz de vivir todo lo nuevo, pero con morriña de un magosto y un cocido. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...